Incendios en el hogar

como evitar incendios en la casa

Las  9 causas más frecuentes y cómo evitarlos

Todos los días en nuestros hogares manipulamos el fuego y la electricidad casi naturalmente. Esta habitualidad hace que a veces perdamos la noción de los riesgos que nos rodean. Y de esta forma nos encontremos, sin casi darnos cuenta, en medio de un incendio de consecuencias a veces dramáticas.

Sin pretender ser exhaustivo, voy a tratar de reseñar las causas más frecuentes y listar una serie de precauciones que nos alejen de estos peligros.

1.     Eléctricas

La electricidad constituye una de las principales causas de incendio. El sobrecalentamiento de enchufes y tomacorrientes y los fusibles o cables fundidos suelen iniciar un incendio. Los cortocircuitos se generan, sobre todo, por sobrecargar extensiones, no desconectar los aparatos eléctricos cuando se dejan de usar, por tener cables en mal estado o por contacto de aparatos eléctricos con el agua.

Las casas y departamentos más antiguos suelen tener un cableado inadecuado para la carga eléctrica que soportan. No olvidemos que cuando se construyeron muchas de las viviendas actuales no existía la mayoría de los equipos eléctricos que hoy poseen las mismas.

Una medida elemental para proteger el hogar de los riesgos eléctricos es instalar un disyuntor, que corta el paso de la corriente ante determinadas circunstancias para proteger a las personas y los dispositivos eléctricos.

También hay que verificar periódicamente que los electrodomésticos no tengan cables sueltos o deshilachados y que los enchufes no estén sobrecargados mediante el uso de “zapatillas”. Es importante asegurarse que no haya cables eléctricos debajo de alfombras o muebles pesados.

 2.     Cigarrillos

La mayoría de los incendios relacionados con fumar suelen iniciarse porque el cigarrillo no se apaga completamente. Otras causas incluyen quedarse dormido con un cigarrillo y el uso incorrecto de los ceniceros.

Es importante que en el dormitorio no se fume. Se deben usar ceniceros grandes y profundos y no colocarlos sobre o cerca de algo que se puede quemar. Una medida adicional es poner algo de agua en el fondo de los ceniceros para garantizar la total extinción del fuego.

3.     Velas

Muchos de los incendios con graves consecuencias se generan a causa de velas que se usan en el hogar. Si bien las velas aún son herramientas de iluminación, en muchos hogares se utilizan como un elemento de decoración o para perfumar los ambientes. Incluso la pequeña llama de una vela puede traer malas consecuencias. Los incendios relacionados con velas suelen iniciarse debido a las corrientes de aire que conducen la llama hacia elementos combustibles, como una cortina o el tapizado de un sillón. Similares consideraciones caben para los sahumerios.

Se deben mantener las velas en un soporte resistente apoyado en una superficie nivelada, lejos de materiales inflamables como papel o tela y fuera del alcance de niños o mascotas. Se deben apagar antes de salir de la habitación en la que están.

4.     La cocina

Es el ambiente de la casa que contiene más materiales que pueden causar incendios. La combinación de los elementos que generalmente hay en una cocina (fuego, grasa, electricidad y agua) es ideal para el inicio de un incendio. La grasa se incendia generalmente por el uso de sartenes. Cuando una olla o sartén se sobrecalienta o salpica las grasas o aceites, solo lleva segundos provocar un incendio.

Los incendios en la cocina ocurren generalmente porque las personas se distraen y dejan su cocina desatendida sin considerar que muchos de los insumos utilizados en la preparación de alimentos son inflamables. El mal mantenimiento de los electrodomésticos de cocina también puede provocar un incendio.

Es elemental quedarse en la cocina cuando se está cocinando, especialmente si se usa aceite o se lo hace a altas temperaturas. Se deben mantener los artículos inflamables como guantes de cocina, repasadores y toallas de papel lejos de las fuentes de calor.

5.     Fugas de gas

Ocurren cuando las conexiones de gas no están conectadas adecuadamente o se encuentran en mal estado. El uso de mangueras para prolongar cañerías está especialmente vedado.

Se debe contratar a un gasista matriculado para que revise las conexiones con frecuencia. La instalación de detectores de gas, sobre todo en el sector de la cocina es una medida de prevención adecuada.

6.      Líquidos inflamables almacenados

Los líquidos inflamables (combustibles, solventes, agentes de limpieza, diluyentes, adhesivos, pinturas, tíner, aguarrás, acetona, gas para encendedores, etc.) pueden encenderse o explotar si se almacenan de manera incorrecta. Los vapores pueden encenderse fácilmente solo por la acción de altas temperaturas o fuentes de ignición débiles (una chispa de electricidad estática).

El desconocimiento de las propiedades de estos materiales puede llevar a errores fatales, por ello es importante asegurarse de conocer todo lo que se almacene en el hogar, así como sus condiciones de almacenamiento.

En términos generales no se deben almacenar líquidos inflamables cerca de una fuente de calor, siendo lo más conveniente hacerlo fuera del hogar en un área ventilada y fresca, si se dispone de ella. Siempre se deben seguir las instrucciones que acompañan a los productos, cumpliendo las condiciones de almacenamiento recomendadas.

7.     Estufas y chimeneas

Una de las causas de incendio relacionadas a las estufas es su cercanía con elementos combustibles, como la ropa, las cortinas, los muebles tapizados o plásticos. En cuanto a las chimeneas, pueden ser peligrosas si no se mantienen bien. Utilizar la chimenea sin un protector de brasas hará que las chispas vuelen por la habitación y provoquen un incendio.

Se debe hacer controlar el funcionamiento de las estufas periódicamente y nunca se debe secar ropa al calor de ellas. Hay que controlar que el fuego esté totalmente apagado al abandonar una habitación tanto en caso de una estufa como de una chimenea.

8.     Árboles de Navidad y pirotecnia

Las fuentes lumínicas como las tradicionales luces del árbol de Navidad pueden ser el origen de un corto circuito que encienda los materiales plásticos de los que generalmente están confeccionados los árboles o sus adornos. Además el árbol puede inflamarse si se sitúa cerca de una fuente de calor.

Casi todos conocemos algún caso en el cual se ha producido un incendio generado por el fuego de la pirotecnia. Además de los daños que esta práctica suele acarrear a las personas, es fundamental evitar su uso cerca de elementos combustibles, ni arrojarla o dispararla sobre ellos.

Hay que mantener el árbol navideño alejado de todas las fuentes de calor, incluidos los radiadores, calefactores, televisores y chimeneas. Se deben verificar las luces decorativas antes de colocarlas en el árbol y desechar aquellas que tengan sus cables desgastados o dañados. Por último, nunca se deben colocar velas sobre o cerca del árbol de Navidad.

La pirotecnia debe ser dejada en manos de profesionales, evitando su uso.

9.     Adultos mayores y niños

Las personas mayores, principalmente aquellas que viven solas, suelen ser las más damnificadas en los incendios de viviendas. Los niños son otro factor de riesgo cuando hay fuentes de calor o de combustión encendidas dentro de la casa. Generalmente los niños causan incendios por curiosidad o travesuras.

Es primordial la concientización acerca de estos factores de riesgo y poner al tanto a los adultos mayores en cuanto a las precauciones que deben tomar para no generar situaciones que propicien el surgimiento de focos de incendio debido a distracciones.

De la misma forma es muy importante educar a los niños en cuanto a los peligros del fuego y su forma de manipulación correcta, además de no permitirles acercase o jugar con éste.

«Lo mejor que se puede compartir es el conocimiento»Alain Ducasse

COMPARTIR

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on email
Share on print
Arq. Néstor Loguzzo
Arq. Néstor Loguzzo
Fire Instructor I (NFPA 1041 2012 Ed.) en Texas A&M Engineering Extension Service / Fire School USA - Arquitecto Universidad de Buenos Aires - Miembro de los Comités de Normalización de IRAM - Capacitador y Asesor en Protección Contra Incendios

© 2019. Todos los derechos reservados a Distribuidora LDF