Matafuegos

¿Para qué sirven?

Un extintor es un aparato bajo presión diseñado para expulsar su carga extintora de tal manera que sea posible con ella atacar con éxito un foco de incendio. Resultan fundamentales para que un fuego no se convierta en un incendio y permitir evacuar una propiedad minimizando los riesgos.

Este es un concepto de suma importancia: los extintores sólo sirven para sofocar un principio de incendio. No sirven para apagar incendios, pues en ese caso se requiere la acción de profesionales en el tema (bomberos).

¿ Cómo se usan?

El tamaño del fuego, la intensidad de sus llamas, la dirección del viento para ubicarnos y poder atacarlo son elementos fundamentales a tener en cuenta para el éxito de la tarea. Una vez determinados rápidamente los elementos anteriores se debe proceder a elegir el extintor adecuado.

Es importante saber que las instrucciones de uso de los extintores se encuentran en el frente de todos los equipos. La pérdida de algunos segundos en su lectura seguramente redundará en una mayor eficiencia de aquellas personas no experimentadas en el tema.

Resulta fundamental NO USAR un equipo a base de agua si en la zona del fuego no se ha cortado previamente la corriente eléctrica. También es muy importante recordar que NO EXISTEN EQUIPOS QUE DEBAN SER INVERTIDOS (puestos cabeza abajo) para su uso: TODOS LOS EXTINTORES SE USAN SIN INVERTIRLOS, pues de hacerlo no funcionarán. Tampoco se debe probar el extintor antes de usarlo por cuanto perderá su presión y no expulsará todo su contenido. Los extintores deben ser accionados directamente sobre el fuego para ser realmente efectivos.

Ya ubicado frente al fuego se debe quitar el precinto de seguridad y el seguro o traba (es un pasador de metal con un anillo para sujetarlo, que impide la descarga accidental), presionar la palanca de la válvula o girar el robinete (volante / disco de accionamiento) y dirigir la descarga con movimiento de vaivén. Se debe iniciar la descarga lo más cerca posible y avanzar hacia el fuego gradualmente.

Una vez apagado el fuego, aunque queden restos de carga en el extintor es conveniente terminar de descargarlos por dos motivos:

  • El fuego puede no estar completamente apagado en el interior de los objetos quemados, pudiendo volver a descontrolarse (efecto de reignición)
  • Si se suspende el accionamiento no se puede reiniciar.

De ser posible, resulta conveniente acercarse al fuego con más de un extintor, de forma tal que si no se lo domina con el primero, hay otro equipo a mano para atacar sin pérdidas de tiempo. Asimismo es recomendable no atacar el foco de fuego junto a otra persona.

Cuando ha finalizado el apagado se debe hacer recargar el equipo de inmediato.

«Lo mejor que se puede compartir es el conocimiento»Alain Ducasse

COMPARTIR

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on email
Share on print
Arq. Néstor Loguzzo
Arq. Néstor Loguzzo
Fire Instructor I (NFPA 1041 2012 Ed.) en Texas A&M Engineering Extension Service / Fire School USA - Arquitecto Universidad de Buenos Aires - Miembro de los Comités de Normalización de IRAM - Capacitador y Asesor en Protección Contra Incendios

© 2019. Todos los derechos reservados a Distribuidora LDF