OTRAS FORMAS DE CLASIFICAR LOS INCENDIOS

Además de las formas ya mencionadas en un artículo anterior (“Por su magnitud y grado de destrucción” y “Por su localización”) hay varias formas más de clasificar los incendios. Aquí van otras cuatro:

1.- Clasificación por tipo de proceso de combustión

1.1.- Pre-combustión: es el proceso de calentamiento de los combustibles hasta su punto de ignición.

1.2.- Combustión sin llamas: es básicamente una combustión incandescente, en la cual la producción de vapor por parte del combustible, la provisión de oxígeno o bien las temperaturas involucradas no son suficientes para la formación de llamas.

1.3.- Combustión con llamas: Es la que se alcanza cuando los parámetros mencionados en el párrafo anterior son los suficientes como para determinar la presencia de la misma.

Esta clasificación no presenta una secuencia lineal de sucesos pudiendo, por ejemplo, saltarse de la pre-combustión a la combustión con llamas o viceversa.

Estas condiciones de combustión pueden coexistir en un mismo incendio, vale decir que en un recinto podemos tener en distintas secciones material que esté siendo precalentado, incandescente o en llamas.

 

2.- Clasificación por tasa de crecimiento

2.1.- Incendio en crecimiento: Cuando la tasa de liberación de calor aumenta con el tiempo. Estos incendios disponen de más combustible que el necesario para la combustión.

2.2.- Incendio estacionario o en régimen: Cuando la producción de calor permanece en un rango relativamente constante a lo largo del tiempo, no evidenciando crecimientos o descensos significativos.

2.3.- Incendio en decadencia o en extinción: Cuando decae la tasa de liberación de calor. Obedecen al agotamiento del combustible.

 

3.- Clasificación basada en la ventilación

Esta clasificación se basa en la relación entre el oxígeno y el combustible disponible para realizar la combustión.

3.1.- Incendio controlado por el combustible: En un incendio al aire libre o en la primera etapa de uno confinado, existe amplia disponibilidad de oxígeno.

3.2.- Incendio controlado por la ventilación: Es aquel en la producción de gases y de vapores de combustión supera ampliamente el aire disponible.

 

4.- Clasificación por etapa del incendio

4.1.- Etapa incipiente o inicial: aún no hay presencia de llamas.

4.2.- Quema libre: se relaciona con una creciente producción de calor y consumo de combustible.

4.3.- Combustión sin llamas: se caracteriza por la disminución en el aporte de oxígeno

Si bien estas etapas en general describen una sucesión de hechos en un incendio, no debe esperarse que el cumplimiento de las mismas sea riguroso. Por ejemplo un incendio en la etapa de combustión sin llamas rápidamente puede pasar al estado de combustión con llamas por la incorporación de alguna variable externa, como ser el aumento del viento en un incendio al aire libre o la rotura de una ventana en un recinto cerrado.

«Lo mejor que se puede compartir es el conocimiento»Alain Ducasse

COMPARTIR

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on email
Share on print
Arq. Néstor Loguzzo
Arq. Néstor Loguzzo
Fire Instructor I (NFPA 1041 2012 Ed.) en Texas A&M Engineering Extension Service / Fire School USA - Arquitecto Universidad de Buenos Aires - Miembro de los Comités de Normalización de IRAM - Capacitador y Asesor en Protección Contra Incendios

© 2019. Todos los derechos reservados a Distribuidora LDF